Nueve mujeres de la comarca y “La Fuentecilla”, homenajeadas en la Semana de la Igualdad

Las trayectorias de Eloísa Fraga y Josefa Palomo, de Torrijos; Feliciana Carrillo, de Maqueda; Juana Martín, de Santo Domingo-Caudilla; Juana Rodríguez, de Novés; María José Tapias, de Quismondo; Natividad Frías, de Santa Olalla; y Nicolasa Peña, de Gerindote, además de la asociación de mujeres “La Fuentecilla” de Torrijos, han sido reconocidas en el IX Homenaje a la Mujer.

Nueve féminas de la comarca de Torrijos (Toledo) junto a la asociación de mujeres “La Fuentecilla” fueron homenajeadas en el IX Homenaje a la Mujer celebrado el viernes por la noche en el auditorio del Palacio de Pedro I. En el evento, organizado por el Ayuntamiento de Torrijos a través del Centro de la Mujer, además de a la citada asociación torrijeña, se reconoció la trayectoria de Eloísa Fraga y Josefa Palomo, de Torrijos; Feliciana Carrillo, de Maqueda; Juana Martín, de Santo Domingo-Caudilla; Juana Rodríguez, de Novés; María José Tapias, de Quismondo; Natividad Frías, de Santa Olalla; y Nicolasa Peña, de Gerindote.

El acto, presentado por Yolanda Castaño y amenizado por la música de “Dúo Piazzello”, contó con la presencia, entre otros, del alcalde de Torrijos, Anastasio Arevalillo, la concejal de Bienestar Social, Mayores e Igualdad, Rosa María Quirós y la diputada de Educación, Cultura e Igualdad en la Diputación de Toledo, Ana María Gómez.

La concejal de Bienestar Social, Rosa María Quirós, señaló que paso a paso se van rompiendo estereotipos que nos acercan más a la meta de la igualdad, “porque demostramos que somos emprendedoras como Elo, resilentes como Juana Martín, independientes como Josefa, demostramos que estamos formadas como María José, que nos adaptamos a los tiempos como Feliciana, que somos artistas como Natividad, fuertes como Juana Rodríguez, infatigables como Nicolasa y que somos amigas, nos aliamos y hacemos ciudad, como ha venido haciendo la asociación de mujeres La Fuentecilla durante 25 años”, manifestó Quirós, quien recalcó la necesidad de que hombres y mujeres vean la cuestión de género como un conjunto. “Esto no consiste en ser unos más que los otros, sino en que ambos seamos conscientes de que debemos ser embajadores de igualdad, porque solo así cambiaremos el mundo”, concluyó.

Respecto a la necesidad de continuar celebrando actos de este tipo, el alcalde, Anastasio Arevalillo, reflexionó que “al final uno ve que sí que es muy necesario a pesar de estar en el siglo XXI, y de entre otros muchos motivos, podríamos elegir dos: uno de ellos puede ser que en la actitud, algunos políticos, cada uno en su ámbito de acción, en vez de dirigir sus esfuerzos a redactar o aplicar políticas igualitarias, dicen cosas como que el día 8 de marzo solo lo celebran las mujeres vagas o que hay eurodiputados que hace muy pocos días dijeron que las mujeres deben ganar menos que los hombres porque son más débiles y menos inteligentes. Ese es un motivo por el que celebrar esto y otro motivo también puede ser que esta es tan solo la novena gala de la mujer que se celebra, frente a muchos años sin celebración y cientos de mujeres sin homenaje”, señaló Arevalillo, recordando que son muchas las féminas merecedoras de un reconocimiento. El primer edil finalizó su discurso con un texto que ponía en entredicho numerosos estereotipos asociados a mujeres, como la presuposición de que estas han de vestir una determinada talla de ropa, han de casarse o tener hijos, y recordó la importancia de que sean ellas quienes elijan aquello que las haga felices.

Homenajeadas

En el caso de Eloísa Fraga, de Torrijos, comenzó a trabajar a la edad de 13 años, haciéndolo primero en una central de teléfonos y después como bordadora para dedicar finalmente gran parte de su vida a la cocina en su restaurante: el restaurante Carrillo. Organizaba además bodas en los pueblos de la zona, ocupándose de los menús y de toda la infraestructura necesaria.

Josefa Palomo, también de Torrijos, igualmente comenzó a trabajar a los 13 años en una fábrica de conservas, posteriormente en el calzado y más tarde en la decoración de molduras. Cuando se casó siguió trabajando en la tienda de montaje y reparación que tenía con su marido. Su vida ha estado marcada por el trabajo que hasta el día de hoy ejerce en el propio Ayuntamiento de Torrijos. Fue una de las fundadoras de la Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas de Torrijos y actualmente es delegada del Comité de Salud y del Comité de Empresa Laboral.

Feliciana Carrillo, de Maqueda, regentó con su marido una tienda de comestibles que se convirtió en supermercado. Aparte de cajera y reponedora, llevaba la contabilidad. Pasó de la libreta al ordenador, adaptándose así a las nuevas tecnologías. A sus 75 años de edad, sigue siendo la primera en abrir su negocio. Al mismo tiempo, fue una de las primeras en formar parte de la Asociación de Mujeres de Maqueda.

Juana Martín, de Santo Domingo-Caudilla, tras enviudar a la edad de 26 años, sacó a sus tres hijos adelante trabajando en todo lo que pudo: en el campo, limpiando casas etc. En los últimos 15 años ha trabajado como auxiliar de enfermería en el ayuntamiento de su municipio, ganándose el cariño de las personas a las que ha cuidado, y destacando por su carácter dicharachero y su buen humor.

Juana Rodríguez, de Novés, empezó con tan solo 9 años a trabajar como cuidadora de niños en Madrid. Después se dedicó a vender jabón con su abuela a cambio de comida, y siguió trabajando posteriormente en varias casas como sirvienta. Finalmente, acabó regentando junto a su marido una sastrería, que han mantenido hasta la jubilación.

María José Tapias, de Quismondo, es maestra, oficio que ejerce actualmente en el colegio público de su localidad. En 1999 accedió a la alcaldía de Quismondo, siendo la primera mujer alcaldesa de la democracia en esta población. Desempeñó esta labor durante 8 años. En la actualidad es responsable del grupo de Cáritas de Quismondo.

Natividad Frías, de Santa Olalla, nació en Marruecos, regresando con su familia a España a la edad de 4 años, mientras que ya desde los 8 comenzó a realizar diversos trabajos. Sus últimos oficios fueron de cocinera en el restaurante Labrador y limpiadora en el colegio y el ayuntamiento de su localidad, hasta que se jubiló. Es conocida en Santa Olalla por su gran amor por el carnaval. Incluso se disfrazaba ella sola y paseaba por las calles haciendo reír a todo el que veía.

Nicolasa Peña, de Gerindote, comenzó cuando tenía 20 años a regentar una panadería junto a su marido. Con el paso del tiempo, decidieron ampliar el negocio y abrieron una tienda de comestibles. Nicolasa se dedicaba también a la fabricación y venta de embutidos, siendo conocida igualmente por sus famosos bollos: “los bollos de la tía Nicolasa”.

Por último, la asociación de mujeres “La Fuentecilla” festeja este año su 25 aniversario y a lo largo de su trayectoria ha realizado numerosas actividades como teatro, viajes, clases de gimnasia, de baile, restauración, bolillos etc. Todos los años organizan su semana cultural, que siempre coincide con el 8 de marzo y colaboran con numerosos eventos municipales, como las fiestas de Carnaval o la Sementera. La Fuentecilla supone para cada una de sus socias un espacio donde se aprende, se disfruta y se comparte, contribuyendo de manera importante a fortalecer la autoestima de cada una de ellas.

Otros actos de la Semana de la Igualdad

El IX Homenaje de la Mujer se encontraba enmarcado en la programación que el Ayuntamiento de Torrijos a través del Centro de la Mujer había diseñado con motivo de la Semana de la Igualdad, la cual ha contado con otras muchas actividades. Sin ir más lejos, este sábado hubo un “Café- Literario” en el local Stone Bar (c/ Bautista Díaz Ibáñez) con la colaboración de la asociación local “Soma Expresión”, el cual contó con lectura de poemas, relatos y fragmentos de novelas, además de música, estando relacionado el contenido con el tema de la igualdad. Así, pudieron compartirse poemas de Gloria Fuertes, relatos de Mercedes Cebrián, Joaquín Sabina así como poesías propias de torrijeños como Jaime Cedillo o Rosa María Quirós. Igualmente, se dio vida a canciones de mujeres con vidas extraordinarias como Chavela Vargas, Nina Simone, Patti Smith, etc.

Por otro lado, el 8 de marzo, el Ayuntamiento de Torrijos se unió al Paro Internacional de Mujeres, además de llevar a cabo la lectura del manifiesto del Día Internacional de la Mujer e instalar un árbol de la igualdad. Igualmente, en la Semana de la Igualdad se celebró una “Marcha por la Igualdad” y la proyección de la película “Malas Madres”, mientras que en los colegios públicos de Torrijos se impartieron los talleres: “Introducción del enfoque de género. Publicidad sexista”. Y hasta el próximo 1 de abril, cada sábado, continuarán celebrándose en la Plaza de la Constitución los talleres “Diviértete en igualdad”, que desde el pasado 4 de marzo, se vienen realizando con la colaboración de distintas asociaciones como son “OJE”, “Un camino nuevo”, “Nube”, “Antares” y “Cruz Roja”.