En el Día de las Enfermedades Raras, Torrijos planta un olmo por POMPE

El Pompe es una enfermedad rara que padece un alumno del colegio Lazarillo de Tormes

 

EN EL DÍA DE LAS ENFERMEDADES RARAS, TORRIJOS PLANTA UN OLMO POR POMPE

El próximo miércoles, 28 de febrero, DÍA MUNIDAL de las ENFERMEDADES RARAS, se plantará en la plaza de San Gil de Torrijos un ejemplar de OLMO resistente a la GRAFIOSIS, enfermedad que mermó esta especie.

Torrijos, 26 de febrero de 2018.- El Ayuntamiento de Torrijos plantará un olmo en la plaza de San Gil, el próximo miércoles, 28 de febrero, a las 11:00 horas, coincidiendo con el Día Mundial de las Enfermedades Raras. Con esta acción, el equipo de Gobierno quiere lanzar un mensaje de optimismo a todos aquellos que padecen alguna dolencia de este tipo, ya que esta especie ha conseguido superar una enfermedad que lo llevó a estar en peligro de extinción.

El olmo llegó a ser uno de los árboles más comunes en toda España por su fácil crecimiento y frondosa copa, que proporcionaba buena sombra en los meses de calor. Hace unos años, esta especie fue atacada por una enfermedad muy virulenta denominada grafiosis, que mermó en gran medida el número de ejemplares existentes en todo el territorio nacional, llegando, e incluso, a catalogarse a este árbol como especie en peligro de extinción.

Desde hace un tiempo y tras recientes estudios científicos, se ha conseguido germinar una nueva especie de olmo resistente a este hongo. Gracias a la Fundación Soliss y su ‘Proyecto Olmo’ y a la Diputación Provincial de Toledo, el Ayuntamiento de Torrijos contribuirá a la reforestación de este emblemático árbol.

El alcalde de Torrijos, Anastasio Arevalillo, ha manifestado que el Ayuntamiento ha querido “plantar este olmo, que fue atacado por una virulenta enfermedad, en el Día Mundial de las Enfermedades Raras, junto con la clase de niños y niñas del colegio ‘Lazarillo de Tormes’, donde estudia un escolar que es portador de una de esas dolencias, POMPE, como apoyo a la visualización de este problema.”

El regidor quiere que esta acción “sea un mensaje de optimismo e ilusión, pues si hoy estamos certificando que el olmo se hizo resistente a un hongo que les afectó notablemente, de igual manera podemos conseguirlo con aquellas otras enfermedades que afectan a las personas, aunque hoy creamos que es imposible”.

Además, se planta en la plaza que alberga en la actualidad la Casa Consistorial, pues tradicionalmente es un ejemplar de árbol que estaba junto a los Ayuntamientos y bajo su gran copa se reunían los mandatarios municipales.